La innovadora publicidad del sorteo de Navidad

publicidad sorteo de navidad.jpg
 
 

La publicidad del sorteo de Navidad es toda una tradición en España.

La publicidad del sorteo de Navidad es toda una tradición en España. Cada año los espectadores están pendientes de cómo será el anuncio de ese año. Y en el pasado sorteo, Loterías y Apuestas de Estado nos volvió a sorprender a todos. En el anuncio hubo lágrimas, risas, emoción e ilusión pero no hubo ningún ganador. El mensaje de los anuncios de la lotería es siempre el mismo: la importancia de compartir y lo vital que es participar. Realmente se vuelve a reafirmar una y otra vez lo que lleva a todos los españoles a comprar cada año la lotería: el miedo que nos provoca pensar que todos en el trabajo, en el bar o en la peluquería se vuelvan millonarios pero nosotros no.

La historia de Carmina

El los últimos años la publicidad de la Lotería de Navidad la dirige siempre Leo Burnett. En el 2016 la protagonista fue Carmina, una profesora jubilada que muchos especulan que podría tener algún tipo de demencia (aunque eso nunca se llega a aclarar). Al principio del anuncio se ve como estamos en el día 21 de diciembre (la víspera del sorteo de navidad), ella está viendo la tele y en el telediario recuerdan un sorteo de hace años. Carmina lo ve y cree que ha ganado el premio gordo. A partir de ahí todo el pueblo monta una fiesta ficticia para celebrar ese premio que no ocurrió. Al final nunca se llega a saber si ella es consciente o no de la mentira. Como siempre la conclusión es que el principal premio es compartir. Ese fue también el principal mensaje de la que fue probablemente la publicidad del sorteo de Navidad más famosa, la del 2014. Fue la historia de Antonio, el propietario de un bar que le guardaba a un cliente necesitado un décimo de lotería premiado. Fue el anuncio, que tenía un giro inesperado justo al final, fue muy premiado y marcó el cambio de rumbo en los anuncios de lotería de Navidad que dejaron de estar vinculados con el Calvo de a lotería y empezaron a contar historias cargadas de emoción. Después del bar de Antonio llegó la vez de Justino. Un corto animado de un empleado de una fábrica de maniquíes que también fue muy aclamado por la crítica y sacó más de una lágrima a los telespectadores. ¿Qué es lo que Lotería y Apuestas del Estado tendrá pensado para sorprendernos este invierno?